Una protesta ante CaixaBank exige la subida salarial a los trabajadores del sector tras “beneficios récord”

Denuncian la devaluación de los salarios, falta de plantilla y “presiones” para seguir campañas comerciales “agresivas”

VALENCIA, 28 (EUROPA PRESS)

Trabajadores del sector financiero se han concentrado este viernes ante la sede de CaixaBank en Valencia, coincidiendo con la presentación de resultados de la entidad, para “reclamar que las empresas que están ganando beneficios récord revisen los salarios al alza” de los trabajadores conforme a las subidas de IPC y accedan a una “recuperación salarial” en los convenios estatales del sector.

La protesta se ha desarrollado desde las 10.00 horas en la calle Pintor Sorolla, convocada por UGT, CCOO y FINE, frente a la sede en la que el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha presentado los resultados de la entidad de los nueve primeros meses de 2022, que arrojan un beneficio neto atribuido de 2.457 millones de euros hasta septiembre, un 17,7% más respecto al mismo periodo del ejercicio anterior teniendo como base perímetros homogéneos.

- Publicidad-

La de Valencia es una de las movilizaciones que se han organizado este viernes en varias ciudades españolas, ante las sedes de diferentes entidades del sector y con motivo de la semana de presentación de sus resultados, para denunciar “la falta de voluntad de las patronales AEB y CECA para abordar mecanismos compensatorios de la pérdida de poder adquisitivo de las plantillas en el actual entorno inflacionista”, en el marco de las negociaciones del convenio colectivo estatal de la banca y las cajas de ahorro.

Los asistentes a la concentración en Valencia han mostrado pancartas con mensajes como ‘Revisión salarial ya! Menos presión comercial y más plantilla. Somos esenciales ayer, hoy y siempre’ y ‘Exigimos mecanismos compensatorios para las plantillas en un contexto de inflación y beneficios récord’, entre otros lemas.

En declaraciones a Europa Press, la secretaria general de UGT Caixabank, Catalina Llibre, ha destacado que “todos los miembros del sector se han juntado para reclamar que las empresas que están ganando beneficios récords que revisen los salarios al alza conforme a las subidas de IPC que ha habido durante estos dos últimos años”.

“DIVIDENDOS ASTRONÓMICOS”

La sindicalista ha criticado que las entidades “van a repartir dividendos en los próximos años astronómicos a los accionistas” que son resultado del “trabajo de muchísimas personas que están trabajando día a día con muchísima presión”, por lo que cree que “no hay derecho” a que “tengan reticencias” a revisar el salario para que los trabajadores del sector y sus familias recuperen poder adquisitivo en el contexto inflacionista, en el que “va a subir endeudamiento de todas las familias de este país”.

A su juicio, “cada vez que (las entidades financieras) presentan resultados es aún más evidente la avaricia y la usura de los bancos”, mientras sus plantillas viven “una situación límite”, entre “presiones” para seguir “políticas comerciales agresivas que distan mucho del servicio de calidad que atiende las verdaderas necesidades de los clientes”.

Preguntada sobre la posibilidad de que las patronales no quieran llegar a un acuerdo en ese sentido, Llibre ha advertido que si las empresas del sector no actualizan los salario “el conflicto está servido”. “No vamos a parar hasta que haya un pacto”, ha asegurado.

Por su parte, la secretaria general de CCOO CaixaBank en la Comunitat Valenciana, Sara Cutanda, ha exigido que los beneficios de las entidades “no repercutan solo en las cúpulas, en los accionistas, sino también en los verdaderos partícipes de esos beneficios”. “Basta ya de solo pedir y presionar. Lo que toca ahora mismo es recompensar a la plantilla con una recuperación salarial”, ha reivindicado.

“EL DÍA A DÍA ES INSUFRIBLE”

La representante de CCOO ha hecho hincapié en que “el día a día de la plantilla” es “insufrible”, como “los clientes pueden ver”, y que “el proceso de fusión ha sido complicado”, pero los trabajadores “están intentando dar todo a pesar de la falta de medios y la presión comercial”.

En ese contexto, ha denunciado que los salarios de los trabajadores se están “devaluando” y ha defendido que el convenio debe “adecuarse a la situación actual” de inflación; pero además, ha instado a un “aumento de plantilla, de medios, sobre todo el dejar trabajar, que la presión comercial no haga que no puedan estar dando todo” e impida que “la clientela tenga el mejor servicio”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.