Vox pide vetar empresas de países no democráticos de la contratación pública para excluir a Huawei del 5G

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Vox propone vetar “por motivos de preservación de la seguridad nacional” la contratación pública con empresas procedentes de “países no democráticos” o que estén controladas ‘de facto’ por gobiernos o ejércitos “de regímenes no totalitarios”, y seguir este criterio en el desarrollo del Plan Nacional 5G, del que estaría excluida la compañía china Huawei.

En una proposición no de ley registrada en el Congreso, y recogida por Europa Press, esta formación llama a adaptar a este criterio toda la regulación sobre contratación pública y cancelar el régimen de liberalización sobre movimientos de capitales y transacciones económicas para inversiones directas o indirectas de este tipo de empresas en sectores de orden público, seguridad pública y salud pública.

Por otro lado, llama a elaborar una estrategia nacional “contra la desinformación y las amenazas globales a la libertad y la democracia”, y que esta incluya medidas necesarias para poder adoptar “un enfoque de país proactivo y coordinado con nuestros aliados”.

El objetivo de todo esto, señala Vox, es sentar “las bases para garantizar a futuro nuestra soberanía en el ciberespacio y el éxito de las democracias occidentales en la lucha contra las tácticas de desinformación, intoxicación, confusión y desestabilización utilizadas por los enemigos de nuestras libertades en el ámbito internacional”.

FAVORECER A OPERADORES EUROPEOS Y ESTADOUNIDENSES EN EL 5G

Todo ello en una iniciativa en la que desde Vox apuestan por “favorecer que operadores europeos y estadounidenses se hagan con el liderazgo” en el desarrollo del 5G, para el cual piden someter toda la estrategia “a una reflexión lenta y sosegada”.

En su iniciativa explican que, frente a la “intoxicación y a la desinformación” a la que recurren los “estados autoritarios”, “las democracias parlamentarias han adoptado un rol pasivo y durmiente” y que “pocos países incorporan la lucha por la información en la columna vertebral de su estrategia de seguridad”.

“Sea por miedo o por complejo, los estados democráticos están renunciando en la práctica a acotar un espacio de información libre que permita preservar la capacidad de sus democracias de funcionar correctamente”, abundan.

RIESGOS SOBRE LA PRIVACIDAD

En el caso del desarrollo del 5G, Vox apunta que todos los datos de las redes públicas o privadas pueden acabar utilizando estas infraestructuras, ante el aumento de dispositivos conectados y el hecho de que todas las personas acabarán siendo usuarios de esta red, por lo que avisan de un aumento de los riesgos sobre la intimidad y la privacidad de los usuarios.

Entre otros, cita una geolocalización más precisa del usuario, aumento de agentes ocupados al tratamiento de datos personales, mayor exposición a los ciberataques, y la posible pérdida de control del usuario, todos ellos riesgos planteados por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

ACUSACIONES DE ESPIONAJE Y COLABORAR CON LA REPRESIÓN

Respecto a China y Huawei, Vox reconoce el “liderazgo informativo” de China, a través principalmente de Huawei, el mayor proveedor tecnológico del mundo, que controla casi medio centenar de contratos comerciales para instalar infraestructuras de 5G, más de la mitad en Europa.

Sin embargo, cita también acusaciones de “espionaje generalizado a gobiernos y empresas de países occidentales”, de ser un “brazo de vigilancia” del Partido Comunista y del Gobierno chino y de “colaborar en la represión de más de un millón de musulmanes”.

En este sentido, señala la inclusión de esta compañía dentro de una lista negra en empresas consideradas como amenaza por parte de Estados Unidos, que hace “una campaña activa en favor del veto por sus aliados”, y la limitación del papel de esta sociedad por parte de países como Australia, Nueva Zelanda, Japón, Francia o Reino Unido.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.