El gran consumo reclama a administraciones diálogo para crear un marco normativo que no penalice su actividad

Las empresas alertan de que el incremento de los costes de energía y combustibles son los mayores riesgos para la logística

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) ha reclamado a las administraciones una “mayor colaboración” con las empresas a la hora de crear el marco normativo para evitar medidas que penalicen la actividad empresarial.

“Hemos visto la falta de diálogo y de receptividad de las administraciones con el ámbito empresarial en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, el Real Decreto de Envases y Residuos u otros procesos legislativos de las comunidades autónomas que han resultado en proyectos muy restrictivos y que, además, desincentivan la participación de ayuntamientos y ciudadanos en cuestiones transversales como la sostenibilidad”, ha asegurado el director general de Aecoc, José María Bonmatí, durante la inauguración del 11º Congreso AECOC de Supply Chain celebrado en Madrid.

Bonmatí ha reiterado el compromiso de las empresas que forman parte de la patronal del gran consumo para “trabajar por una fiscalidad competitiva” junto a las Administraciones. “Las regulaciones pueden tener efectos contrarios a los deseados e incidir en problemas actuales, como el incremento de costes”, ha advertido.

Así, ha expresado la voluntad de las empresas de “participar y colaborar con la Administración en los procesos legislativos” para evitar medidas que penalicen la actividad empresarial y afecten a su competitividad.

Por otro lado, Bonmatí ha querido destacar el “excelente trabajo de la cadena de suministro a la hora de proveer de productos básicos a la población” durante la pandemia, pero ha dibujado un contexto actual de incertidumbre por el incremento de los costes energéticos y de combustibles.

“Al reto de suministrar a los consumidores se unen factores como la gran presión que vivimos en materias primas, energía o el coste del transporte”, ha señalado.

El directivo ha considerado que la logística de gran consumo tiene el reto de “liderar la recuperación económica y mantener los excelentes niveles de eficiencia que han caracterizado a la cadena de suministro en un entorno mucho más complejo”.

LA ENERGÍA Y LOS COMBUSTIBLES CONDICIONARÁN EL FUTURO DE LA LOGÍSTICA

Durante el congreso se ha presentado el informe ‘Perspectivas para la logística en el sector del Gran Consumo’ en el que se muestra que ocho de cada diez empresas del sector creen que la adaptación a nuevas normativas y leyes -como la Ley del cambio Climático o las regulaciones de movilidad sostenible- será el factor que más impactará en sus operaciones logísticas en un futuro próximo.

El barómetro, que recoge las valoraciones de los fabricantes, distribuidores y operadores logísticos líderes del gran consumo, apunta a que, además de la presión regulatoria, el 69% de las empresas cree que el precio de la energía y de los combustibles también condicionará el futuro de la logística, por un 53% que cita también el crecimiento el ‘ecommerce’ como tercer factor con mayor impacto.

Estos factores condicionan las estrategias de las empresas. De hecho, el 71% de las compañías asegura que la transición hacia la logística sostenible y la rentabilidad de las operaciones como dos de los principales retos que deberán afrontar. Por encima de estos dos factores, el 82% de las encuestadas indica que entre sus principales preocupaciones está conseguir mantener el actual nivel de cumplimiento con sus niveles de servicio.

“Las empresas de gran consumo están centrando sus estrategias logísticas en la eficiencia, la digitalización y la sostenibilidad de la cadena de suministro, que son las herramientas que permitirán mantener la competitividad y el nivel de servicio actual tratando de minimizar el impacto de los cambios regulatorios y de la inflación”, ha explicado la directora de Logística y Transporte de Aecoc, María Tena.

Respecto a la evolución de los costes de los procesos logísticos, el 86% de las compañías espera un incremento en el precio del almacenaje y la manipulación y existe unanimidad al prever un incremento de los costes de transporte en los próximos años.

El informe muestra también el impacto del ‘ecommerce’, ya que la mitad de las empresas del gran consumo cree que las ventas por Internet se mantendrán con una cuota de mercado de hasta el 3%, mientras que un 37% cree que crecerán hasta un 5%.

Con el ‘ecommerce’ en constante crecimiento, las compañías identifican la fiabilidad en las entregas, la trazabilidad y el precio de los servicios como los elementos más relevantes y diferenciadores a la hora de ganar cuota de mercado.

Las ventas por Internet también son un factor que explica que prácticamente todas las empresas encuestadas prevean un incremento en la demanda del transporte para 2022.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.