La CNMC prepara un informe sobre el coste de la retirada de efectivo en cajeros

La conclusión preliminar relaciona el cierre de cajeros con la exclusión financiera

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está trabajando en un informe sobre el coste de las retirada de efectivo, que espera presentar al Congreso de los Diputados en mayo o junio y cuyas conclusiones preliminares apuntarían a una posible correlación entre la desaparición de cajeros automáticos y la exclusión financiera.

Así lo reveló la presidenta del supervisor de competencia, Cani Fernández, en su comparecencia esta semana ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital en el Congreso de los Diputados, en la que expuso las líneas básicas de su actuación y sus planes y prioridades para el futuro.

La diputada del Grupo Confederal Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común Roser Maestro Moliner recordó que el Congreso aprobó con modificaciones el pasado mes de abril, a propuesta de su grupo, una proposición no de ley sobre la adopción de medidas para regular el precio de los servicios de retirada de efectivo en cajeros automáticos.

La proposición no de ley recogía la necesidad de que la CNMC elaborase un informe pormenorizado sobre la situación del sector bancario que permitiese obtener “una imagen fiable y realista” del coste del servicio de retirada de efectivo para evaluar la cuantía del coste del servicio en forma de comisión.

Maestro preguntó a la presidenta de la CNMC si se han puesto ya en marcha los trabajos del organismo en relación a esta investigación del sector financiero y cuándo está previsto que se publique el informe con los resultados del análisis.

Cani Fernández confirmó que la CNMC recibió la petición para la elaboración de dicho informe en noviembre y que se encuentra trabajando en él. “Hemos tenido varias reuniones ya con el Banco de España y con otros operadores y esperamos que en mayo o junio podamos mandar el informe al Congreso”, reveló.

Según avanzó, una de las conclusiones preliminares del informe es que la pérdida de cajeros automáticos podría estar correlacionada con “una posible dificultad a la hora de encontrar servicios”, si bien debe ser contrastado. “Vamos a ver cuáles son las conclusiones del informe y estaremos encantados de discutirlo con sus señorías una vez que lo hayamos emitido”, afirmó la presidenta de la CNMC.

Según los datos del Banco de España, la red de cajeros automáticos siguió reduciéndose el pasado año, tras dos años especialmente intensos de consolidación bancaria en el sector. En concreto, a 31 de diciembre de 2021 había en España 47.639 cajeros automáticos, es decir, 1.842 terminales menos que un año antes (-3,7%) y 2.862 menos que en 2019 (-5,7%).

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.