Las cadenas de restauración rozan su negocio preCovid en España, con unas ventas de 7.576 millones en 2021

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La restauración organizada cerró 2021 con unas ventas de 7.576 millones de euros en España, apenas un 1% por debajo del negocio previo a la pandemia del Covid-19, y elevó su cuota de mercado hasta el 31,4% del total de la restauración comercial, casi siete puntos más que en 2019, según la empresa de investigación de mercados The NPD Group.

Así, las cadenas han logrado duplicar su peso en el mercado en los últimos diez años y, si se compara con la penetración que alcanzan en otros países vecinos, aún presentan recorrido para seguir creciendo, tal y como ha puesto de manifiesto la directora de Foodservice de NPD en España, Edurne Uranga, durante la XIII edición de Restaurant Trends.

Uranga ha presentado en este foro, organizado por Marcas de Restauración, las claves de la recuperación del ‘foodservice’ y ha dibujado el perfil del consumidor pospandemia, que se caracteriza por ser optimista, más marquista, menos fiel, con nuevas rutinas y nuevos horarios, omnicanal, más digital y con mayor interés por la nutrición y la sostenibilidad.

En concreto, el mercado español de ‘foodservice’, uno de los más afectados por esta crisis sanitaria en 2020, se situó entre los más dinámicos el año pasado, con mejor resultado que Francia, Alemania e Italia respecto a 2019. Los españoles se muestran optimistas para este año y, según un estudio de NPD del pasado diciembre, el 65% de los entrevistados espera gastar igual o más en restauración a lo largo de 2022.

Asimismo, el teletrabajo ha afectado a los desayunos y a las comidas entre semana y, aunque casi siete de cada diez trabajadores en España han vuelto a trabajar al 100% en su oficina o lugar de trabajo, estos momentos siguen viéndose afectados por las nuevas rutinas y nuevos desplazamientos, con una pérdida de más de 160 millones de visitas en cada una de estas franjas en los dos últimos años en ‘foodservice’.

Igualmente, crece el consumo fuera del local, pero el consumo en sala pesa casi el doble. Los pedidos de comida y bebida para llevar (‘takeaway’ y ‘drive thru’) o entregar a domicilio (‘delivery’) superaron el año pasado los 10.000 millones de euros en ventas, con fuertes crecimientos respecto a 2019.

No obstante, el consumo en el local sigue representando dos tercios del gasto de los españoles en restauración, por lo que desempeñará un papel clave en la recuperación del sector, según ha subrayado Uranga.

“Tras tantos meses de pandemia, han surgido nuevos hábitos de consumo y de vida de los españoles que provocan cambios estructurales en las ocasiones de consumo en foodservice. Entender las peculiaridades del consumidor español es clave para saber cómo podemos aprovechar la recuperación del sector”, ha resaltado Uranga.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.