Los préstamos concedidos por la banca ética en España se elevaron un 16% en 2020, hasta los 1.720 millones

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los préstamos concedidos por entidades de finanzas éticas en España superaron los 1.720 millones de euros en 2020, un 16,02% en relación con 2019, lo que supone alcanzar máximos históricos en crédito a la economía real española, según el Barómetro de las Finanzas Éticas y Solidarias 2020 realizado por el Observatorio de las Finanzas Éticas.

Además, la tasa de morosidad de las entidades de finanzas éticas fue del 1,52% en 2020, cifra que sería la más baja desde el inicio de la recogida de datos, según destaca el observatorio a través de una nota de prensa.

Así, a finales de 2020, casi 190.000 personas físicas y jurídicas eran clientes de las entidades bancarias y parabancarias de las finanzas éticas, cifra que supone, sin embargo, un 2,46% menos que el año anterior.

El observatorio explica que esta tendencia “puede explicarse debido a que las entidades de finanzas éticas están priorizando la concesión de crédito y servicios financieros a las entidades por encima de campañas de captación de clientes”.

El capital social captado por las entidades de finanzas éticas se situaría “ligeramente por debajo” de los 190 millones de euros.

Por otro lado, el sector que ha recibido más financiación en España, con un 38,43% sobre el total, es el vinculado al medio ambiente, seguido por el sector social (23,54%) y el cultural (17,43%). El 20,60% restante corresponde a particulares y administraciones públicas. A nivel internacional, el 83,80% de la financiación se realiza a través de microcréditos.

Dentro del ámbito del seguro ético, los datos incorporados en el barómetro de este apartado corresponden a entidades registradas en el Sello Europeo EthSI de seguros éticos y solidarios. El informe muestra que estos seguros han gestionado un volumen de primas de 1.632 millones de euros, lo que supone un 2,71% del volumen de primas total en España.

El observatorio destaca que, por primera vez, “se ha mostrado la estructura de las inversiones realizadas por los seguros éticos, que gestionan más de 3.200 millones de euros bajo criterios de inversiones éticas y responsables, o en proceso de incorporación de éstos”. De este apartado, se destaca el “prácticamente nulo” porcentaje de inversiones en renta variable, con un 0,43%.

En relación con el volumen de pólizas, las entidades aseguradoras y mutualidades registradas por el Sello EthSI han gestionado cerca de 4,4 millones de pólizas durante el año 2020 y tienen cerca del 30% de mujeres en cargos directivos.

En el ámbito de la mediación de seguros, el informe muestra que las corredurías éticas tienen un volumen de primas intermediadas cercano a los 14 millones de euros y más de 24.000 pólizas gestionadas. En las corredurías éticas el porcentaje de mujeres en cargos directivos es próximo al 55%.

LA VOZ DE LAS ENTIDADES

Representantes de las principales entidades de finanzas éticas analizadas en el barómetro han reflexionado sobre el informe correspondiente a 2020 y la situación actual de estas compañías tras la Covid-19.

Desde Coop57 se ha destacado que “durante el 2020 hemos orientado las fuerzas en dar respuesta a las necesidades acaecidas por la crisis pandémica, refinanciando más de 100 préstamos por valor de 4,5 millones de euros, aplazando el retorno de las cuotas hasta que se pueda revertir la situación. Hemos trabajado para seguir siendo una herramienta útil al servicio de los movimientos sociales y la economía social y solidaria”.

Por su parte, Fiare Banca Etica ha afirmado que 2020 “fue un año especialmente duro para muchas entidades a raíz de la pandemia. Para nosotros la clave fue ponernos a disposición de ellas desde un primer momento para poderlas entender y acompañar tanto en procesos de carencias o de nueva financiación para adaptar las líneas de negocio. En general, el impacto fue positivo y tuvimos un incremento superior al 50% en financiación respecto al año anterior”.

Desde Oikocredit han destacado que “la pandemia de Covid-19, al igual que lo está haciendo la crisis climática, ha impactado de manera mucho más dura en países de bajos ingresos en el sur global, donde llevamos a cabo el grueso de nuestra actividad, y por eso tuvimos que poner en marcha recursos extraordinarios, tanto a nivel de refinanciación de la deuda y concesión de periodos de carencia como nivel de donaciones por paliar los graves efectos inmediatos que tuvo el estallido de la pandemia”.

En cuanto a Triodos Bank, ha señalado que 2020 ha sido “un año lleno de desafíos”, en el que se “han volcado muchos esfuerzos” en la financiación de los sectores clave de la transición “ecológica y justa para la regeneración de la economía”.

Por su parte, el representante del Sello EthSI ha destacado del 2020 que “los seguros éticos han facilitado, promovido y aplicado medidas para reducir el impacto económico sobre las personas y las organizaciones, de la misma manera que se han implicado en iniciativas de la sociedad civil para combatir la pandemia”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.