Los problemas en las cadenas de suministro costarán 920.000 millones de euros al PIB de la Eurozona en 2023

La pandemia y la invasión de Ucrania tendrán un impacto “significativo” en las economías europeas, según Accenture

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Los desafíos a los que se enfrenta la cadena de suministro derivados de la pandemia y la invasión rusa de Ucrania podrían provocar la pérdida de 920.000 millones de euros del PIB de la Eurozona para 2023, según el último informe de Accenture, ‘De la disrupción a la reinvención: el futuro de la cadena de suministro en Europa’.

Publicado en el marco de la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), el informe recoge que la pérdida potencial equivale al 7,7% del PIB de la Eurozona en 2023.

- Publicidad-

El estudio plantea tres posibles escenarios de cómo podría desarrollarse la guerra durante el próximo año y, en consecuencia, cómo podría impactar cada uno en la economía europea en términos de costes y plazos para la recuperación.

Antes de la guerra, la escasez de suministros de materiales, la crisis del sector logístico y las presiones inflacionarias ya ponían en riesgo el repunte económico en Europa y, por precaución, los mercados acumularon un exceso de provisiones. Una situación que se ha visto agravada por la invasión rusa de Ucrania.

Así, la escasez de semiconductores, un problema que se esperaba resuelto en la segunda mitad de este año, se prevé que persista hasta 2023. En términos de PIB, una guerra prolongada podría llevar a una pérdida adicional de hasta 318.000 millones de euros en 2022 y 602.000 millones de euros en 2023.

“La guerra en Ucrania tendrá un impacto significativo, aumentando la cantidad y la duración de las interrupciones en la cadena de suministro”, ha mencionado el presidente de Accenture para Portugal e Israel, Domingo Mirón. “La gravedad dependerá de cómo evolucione la guerra, pero se requiere, como mínimo, una reinvención, ya que se está formando un nuevo orden”.

Coincide con esta opinión el consejero delegado de Accenture en Europa, Jean-Marc Ollagnier, quien ha considerado que aunque este año Europa podría evitar la recesión económica, la guerra y la crisis del Covid-19 tendrán “un impacto significativo”.

EL 30% DEL VALOR AÑADIDO DEPENDE DE LA CADENA DE SUMINISTRO

Según el informe de Accenture, hasta el 30% del valor añadido total de la Eurozona depende del funcionamiento de las cadenas de suministro transfronterizas, ya sea como fuente de materias primas o como destino de la producción. “Resolver los problemas de la cadena de suministro será fundamental para la competitividad y el crecimiento en Europa”, ha subrayado Ollagnier.

Para salir de la actual crisis de suministros, el informe señala que se requiere de una reinvención de las cadenas de suministro. En el contexto actual, apuntan desde Accenture, deben ser “más resilientes y ágiles” para responder a la incertidumbre.

Además, se debe apostar por la sostenibilidad en las organizaciones empresariales. “Un cambio de procesos lineales a procesos circulares de circuito cerrado que minimicen el desperdicio también es clave”, señala el informe.

Por último, el informe destaca un importante desafío a largo plazo, relacionado con la seguridad energética. Según explica, “las economias europeas deben abordar su gran dependencia del gas y el petróleo”, un reto aún mayor para los países tras el estallido de la guerra.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.