UGT pide un «cambio profundo» en la regulación de telecomunicaciones para no desperdiciar los fondos europeos

El sindicato estima que el sector puede crear un millón de empleos y aportar 78.000 millones a la economía española

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

UGT ha destacado que los fondos europeos de recuperación pueden tener un «impacto beneficioso y duradero» para la economía española en general, y para el sector de las comunicaciones en particular, pero ha incidido en que para ello es necesario un «cambio profundo» en la regulación del sector de las telecomunicaciones, porque de lo contrario se convertirán «en otro desperdicio monetario».

Según estimaciones de UGT a partir de estudios confeccionados por la Unión Europea (UE), la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y Ericsson, los fondos de recuperación europeos destinados a la digitalización y a las infraestructuras de telecomunicaciones podrían crear más de un millón de empleos y aportar 78.000 millones de euros a la economía española (más del 7% del PIB).

Sin embargo, el sindicato advierte de que en el reparto de estos fondos no se están teniendo en cuenta dos aspectos fundamentales: la necesidad de cambiar la actual regulación sectorial, que se ha reveladocomo «asimétrica, ineficiente y obsoleta»; y el drama de destrucción de empleo que está sufriendo el sector.

«Sin un cambio profundo en la regulación sectorial, los fondos europeos se convertirán en otro desperdicio monetario», incide UGT, que remarca que la regulación sectorial no está en disposición de absorber y movilizar con eficiencia la cantidad de dinero prevista, ya que se trata de un conjunto de normativas sectoriales «de otro siglo y época».

En este sentido, incide en que la obsesión de reguladores y legisladores, tanto nacionales como europeos, con promover la competencia sobre precios ha «esquilmado» el sector, ya que la proliferación de operadores que no invierten, ni crean empleo ni riqueza, «ha laminado la capacidad de maniobra de los operadores inversores».

Así, apunta que los ingresos totales del sector han descendido en 10.000 millones de euros en una década (un -22% desde 2008), lo quesupone dejarse por el camino casi un 1% de PIB español. Además, añade que se ha destruido el 43% del empleo en las últimas dos décadas, unos 41.000 puestos de trabajo (23.000 de ellos sólo en la última).

«La obsesión de legisladores y reguladores en abaratar los precios hasta el paroxismo, fomentando una competencia parasitaria que ni crea riqueza ni empleo, ha llevado al desastre a nuestro sector, cuando ya no existen razones objetivas ni económicas para seguir por este camino», critica la formación sindical.

Por este motivo, UGT pide que se abra una «nueva época» para las telecomunicaciones en España, «que cierre esta nefasta etapa», y exige a todos los actores implicados un «cambio radical» en la regulación sectorial, que priorice el empleo y la inversión sostenible, con el objetivo de aprovechar las ayudas europeas y evitar un «ingente desperdicio de dinero público».

«Sin un cambio regulatorio profundo y radical, la inversión europea caerá en saco roto. Si dichas ayudas se usan sin poner coto a la competencia sobre precios y al parasitismo, no solo acabaremos desperdiciando una ingente cantidad dinero público, sino que perderemos una proyección económica milmillonaria y una oportunidad única de revitalizar nuestro sector, avisa.

noticias relacionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

top stories.