Greenalia tiene “muy avanzada” la tramitación de su parque eólico marino en Gran Canaria y aspira a otros 4

El Gobierno canario pide al Estado un trato diferencial para avanzar este tipo de proyectos a través de los fondos ‘Next Generation’

Greenalia ha trasladado este jueves al Gobierno de Canarias las características de sus proyectos de energía eólica marina flotante para las Islas, de los que el denominado ‘Gofio’ está en tramitación “muy avanzada” y cerca de emitir declaración de impacto ambiental.

Así lo ha explicado el CEO de Greenalia, Manuel García, en el transcurso de una reunión con el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, en la que García también ha detallado otros cuatro proyectos para las Islas que la empresa ya ha presentado.

El directivo de Greenalia destacó la potencialidad de estos desarrollos en materia de inversión, creación de empleo e impulso a la industria y su carácter “pionero”, así como el acicate que supondrá en la “descarbonización” del archipiélago canario.

La compañía ha destacado, además, que la puesta en marcha de estas instalaciones en el archipiélago canario permitirán rebajar el coste energético derivado de la insularidad, contribuyendo así a los objetivos de reducción de emisiones marcados por el Gobierno de España y la Unión Europea (UE).

García abordó también la importancia de que los Planes de Ordenación de Espacio Marino (POEM), que está ultimando la Administración central, posicionen a Canarias como uno de los espacios de referencia y de mayor recurso del país.

El CEO de Greenalia puso de manifiesto la relevancia del desarrollo de la tecnología ‘offshore’ y la importancia de que España ocupe un lugar de referencia a nivel internacional en el sector, que está llamado a ser “clave” dentro de los planes y los fondos europeos de recuperación.

En este marco, destacó la importancia de agilizar y avanzar en el procedimiento de los parques en tramitación como es el caso de ‘Gofio’, de 50 MW, que se situará al sureste de la isla de Gran Canaria, en San Bartolomé de Tirajana.

Se trata, remarcó García de un área considerada entre las de mejor recurso eólico marino de Europa, por lo que la consideran “la plataforma ideal para el despliegue en España de esta tecnología”.

Por su parte, el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, agradeció a la compañía el interés por trabajar en las islas proyectos relacionados con la energía eólica marina y mostró su predisposición a impulsar iniciativas de este tipo con el objetivo de que Canarias sea un referente nacional en estas renovables ‘offshore’.

EL GOBIERNO CANARIO PIDE AL ESTADO UN TRATO “DIFERENCIAL”

En este sentido, tanto Valbuena como la directora general de Energía, Rosana Melián, trasladaron a los directivos de Greenalia que el Ejecutivo ha solicitado al Estado que tenga un trato diferencial con Canarias para avanzar en este tipo de proyectos, a través precisamente de los fondos ‘Next Generation’, o bien mediante mecanismos de subasta, teniendo en cuenta que ambas administraciones han colaborado y han logrado importantes avances en la definición de los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo.

“Con el avance y seguimiento del Parque Eólico Gofio, al que se suman otros cuatro ya solicitados, Greenalia confirma su apuesta por la energía eólica flotante, que además de ser base para el crecimiento verde en Europa, permitiría alcanzar el objetivo de desarrollo de 310 MW marinos en las costas de Canarias, contemplados en la Estrategia Energética de Canarias 2015-2025 – EECan25”, han defendido desde la compañía.

CINCO PROYECTOS DE 50 MW

Cada instalación de las cinco proyectadas –Gofio, Dunas, Mojo, Cardón y Guanche- por Greenalia para Canarias constará de cuatro aerogeneradores marinos de 12,5 MW de potencia unitaria, dispuestos sobre cimentaciones flotantes ancladas al fondo marino a profundidades de entre 61 y 92 metros.

Todas ellos están proyectados en Gran Canaria y se conectarán a la Red de Transporte mediante el uso de cables submarinos y subterráneos que evacuarán la energía generada por cada uno de los parques eólicos de manera completamente independiente.

Estos parques eólicos podrán abastecer a una población cercana a los 350.000 hogares, a través de un sistema productivo que evitará la emisión de alrededor de 700.000 toneladas de CO2 al año. Greenalia pretende generar “un importante número de empleos directos e indirectos, tanto por la construcción como por la posibilidad de contar con proveedores de la comunidad”.

Por último, desde Greenalia confían en que estos 250 MW en desarrollo puedan suponer un “hito clave y esencial para el avance del sector eólico flotante a nivel mundial y una oportunidad histórica para España de liderar el sector energético”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.